Publicado: 16 de Enero de 2020

"Existen dos tipos diferentes de bruxismo. El bruxismo nocturno, el cual podemos solucionar con una férula de descarga, y el bruxismo diurno, el cual no podemos solucionar con la férula, por lo que es importante identificarlo con el fin de saber con qué situaciones está relacionado."

Rebeca del Pozo Méndez es Licenciada en Psicología por a Universidad de Oviedo, con especialidad en ciencias forenses. Cuenta además con formación en dependencia emocional, psicología criminológica, discapacidad y sexualidad, feminismo y malos tratos. Colabora con Clínica Dental Reina Victoria, centro de atención integral para el cuidado de la salud oral, especializados en implantología, ortodoncia, cirugía oral, y estética dental.

¿Por qué se da el bruxismo?

Las causas no se conocen lo suficiente, aunque se considera que el factor desencadenante más importante es el estrés. En situaciones estresantes, algunas zonas de nuestro cuerpo reaccionan de manera involuntaria. En algunas personas se da un temblor recurrente en la pierna, otras se rascan la cabeza y a otras le rechinan los dientes, lo que conocemos como bruxismo.

¿Existe un bruxismo nocturno diferente del diurno?

Sí, existen dos tipos diferentes de bruxismo. El bruxismo nocturno, el cual podemos solucionar con una férula de descarga, y el bruxismo diurno, el cual no podemos solucionar con la férula, por lo que es importante identificarlo con el fin de saber con qué situaciones está relacionado. Es importante acudir a la raíz del problema, que no se encuentra en nuestros dientes, si no en nuestra manera de afrontar el día a día.

¿El estrés puede causar bruxismo?, ¿cómo?

Sí, como decimos, nuestro cuerpo reacciona con actos involuntarios. Uno de los más habituales es el “rechinamiento” de dientes o bruxismo. No es una causa directa pero si una consecuencia.

¿Existe relación entre el bruxismo y los problemas de sueño?

El bruxismo provoca un malestar dental o articular de tal forma que el sueño de las personas que lo sufren no es tan reparador como en aquellas que no. Si nos referimos con “problemas de sueño” a estar más cansados por no tener un descansar efectivo, si que existe esa posible relación. Si nos referimos a problemática nocturna como parálisis del sueño o terrores nocturnos, no hay una relación directa entre tener este tipo de trastornos y sufrir bruxismo.

¿Se puede prevenir el bruxismo?

El bruxismo nocturno se puede prevenir con una férula de descarga. Por la noche no podemos ser conscientes de este problema por lo que es muy difícil solucionarlo de otra forma. Aunque consultar con un psicólogo podría ser efectivo para que nos ayude con técnicas de relajación previas a las horas de sueño. En el caso del bruxismo diurno, debemos detectar las situaciones de estrés que nos llevan a bruxar e intentar evitarlas. Si no es posible, lo mejor es acudir a un profesional que nos ayude con esas situaciones de estrés y ansiedad.


Fuente: masquemedicos